jueves, 5 de enero de 2017

Aeropuertos



Por Fernando Gorza

Foto: Florencia Olguin 


Desde que soy muy chiquito los aeropuertos despiertan en mi una felicidad dificil de explicar.

Para mi el viaje comienza en ese lugar, en ese preciso instante en que me pongo en la cola, preparo mi pasaporte y espero a que me llamen.

La mirada va y viene por los mostardores de la compañía aérea. La escena es muy parecida en todos los aeropuertos que conocí: Valijas, bolsos, ideomas distintos, alguien masticando algo antes de abordar, uno que va corriendo al baño y yo... yo esperando ese instante:...

-Alguien me llama: “Pase por favor”. Ahi voy. Identifico a la persona, agarro mi bolso y camino firme.

El diáologo con la persona que nos atiende en el mostardor de la compañía aérea también es casi siempre muy parecido en todos los casos:

-“Pasaporte por favor”
-¿A dónde viaja?
-Le puedo ofrecer ventanilla o pasillo, ¿que prefiere?
-Buen viaje señor. El embarque comienza a las 6 y cuarto por la puerta 12.
Y ahi está, ahi lo tengo. Ese cartoncito con mi nombre y apellido y el nombre de la ciudad con la que soñé durante tanto tiempo, por la que ahorré peso tras peso, de la que leí, me informé y consulté. Ahí voy....

Lo que sigue es casi de memoria: migraciones, foto, sello, una vueltita por el Free Shop y esperar hasta subir al avión... pero un rato antes aparecen las preguntas... ¿Que puerta me dijo? Voy a chequear el vuelo, no vaya a ser que... nooononononno. Ni lo digo!!! No quiero ni pensar en una demora ni en una cancelación... aparte... si el vuelo sale demorado ya me lo hubieran dicho ¿no? Ya está. Tranquilo...

Ahi la veo: puerta 12. Genial. Asiento vacío justito al lado del cartel. En un rato ya subo al avión.

Viajar en avión es transportarse en un tiempo fuera del tiempo. Es saber que en las próximas horas no hay nada mas que hacer que ver una peli, leer un poco, dormir.... o intentar dormir. Charlar con algún “vencino de ocasión” y esperar, esperar a llegar.

Viajar ese sentarse en una mesa a comer algo que tal vez nunca probamos, es salir de la vida que mas o menos tenemos armada para desarmarla y animarnos a vivir cosas nuevas, viajar es experiementar miles de cosas distintas, es hablar en otro ideoma... o al menos intentarlo; es sentir, oler, caminar, perderse, descubrir... Viajar es Vivir.

Texto: Fernando Gorza

Foto: Florencia Olguin 

No hay comentarios:

Publicar un comentario