domingo, 26 de diciembre de 2010

30 Aniversario

Sobre el Teatro Concreto o la autonomía de la literatura

Instalado en Villa Gesell desde 1999 el Grupo Teatro Acción trabaja hace 30 años como un laboratorio de investigación teatral donde el actor sin un texto fijado inventa propuestas escénicas para que el director escriba la obra. Una dramaturgia de la creación compartida
Hace unos cinco años tuve el privilegio de conocer Teatro Acción. Todo surgió como parte de mi trabajo como Periodista en el suplemento Ñ del diario Clarín. Algunos contactos, llamadas a la redacción, una propuesta de nota, el interés del Editor y no mucho más. Solo quedaba tomar un micro a Villa Gesell para meterme en el fantástico mundo de “hacer teatro” partiendo de la creación total del actor orientando el trabajo hacia una dimensión colectiva de búsqueda y transformación en el modo de pensar y concebir el hecho artístico.

Confieso que el trabajo fue fácil. A mi interés por el mundo del arte se le sumo la calidez humana de Eduardo, Vero y los chicos de Teatro Acción que en ese fin de semana lluvioso y frío me mostraron un mundo nuevo de integrar al actor al nacimiento del texto como raíz fundamental.

Las explicaciones de los entrenamientos, el descubrimiento de dotes innatas, la motivación a la búsqueda propia, el crecimiento con la experiencia ajena y la mirada de Eduardo sabia y paciente impactaron fuerte en mí. Con “Muros de Espuma” logre visualizar todo lo que me contaban ante mi pedido de comenzar a interiorizarme sobre el grupo y el trabajo. “Elijo aquello que funciona, lo que está vivo y habla del actor”, sentenció Eduardo con gran claridad.

A la nota la escribí rápido. Recuerdo que le corregí detalles de estilo, aspectos mínimos que no hicieron al cuerpo. Cuando el entrevistado se abre y deja que el Periodista entre en su mundo, las líneas fluyen y los dedos pasan por el teclado como un Pianista interpreta esa obra que ama profundamente y de la cual sabe con certeza todas las notas.

Afuera nunca dejo de llover. Adentro de la Casa Teatro todo fue calidez, comprensión y la alegría de vivir el teatro sabiendo que el tejido de lazos humanos fuertes y concretos anteceden a todo los demás.

Brindo por estos primeros 30 años!!! Muchas Felicidades!!!
Fernando Gorza 25 de diciembre de 2010